top of page
  • Ada Zo

AMA A TU SER Y A TU CUERPO TAMBIÉN.

Actualizado: 16 dic 2020

Los estándares de belleza actuales pueden ocasionar detrimento en la salud, Aprender a enaltecer la originalidad y particularidad de nosotras es fundamental. Reconocer nuestra propia belleza tal y como es mejorará sin dudarlo la salud de tu cuerpo. A lo largo del tiempo que llevo dando terapias corporales, me doy cuenta que existen dos aspectos primordiales que afectan nuestra búsqueda de la salud y belleza corporal. Uno es nuestro pensamiento sesgado y definitivo y el otro la gran influencia de los estereotipos en nuestra perspectiva. En general se suele buscar la SALUD como una meta para alcanzar, la pensamos como un circunstancia única y definitiva, una vez que la obtenemos podemos entonces ser felices o despreocuparnos. Este es el primer gran error en el que solemos caer, pues la salud es un proceso cambiante que se modifica con la manera de vivir en cada momento. De esta manera digo que si queremos buscar la salud, podríamos primero observarnos, prestar atención en como estamos ahora, empezar a ser más consientes que la construcción de todo aquello que involucre a nuestra persona lo vamos confeccionando momento a momento. Preguntarse ¿que estoy comiendo?, ¿qué tan nutritivo y natural es?, ¿que tipo de pensamientos tengo?, ¿trabajo en lo que me gusta?, ¿tengo algún malestar físico?, ¿qué tanto me cuido y procuro?, etc. Puede ayudarnos a concientizar que es lo que estoy haciendo en congruencia con mi persona y cuáles son los hábitos negativos que me desequilibran. La salud y belleza corporal en la actualidad la buscamos en el exterior, los parámetros que tomamos para sentirnos atractivas, o sentirnos simplemente bien, provienen de modelos fuera de nuestro alcance natural. Los estándares de BELLEZA actuales pueden obsesionarnos, desvalorizarnos, generar sentimientos autodestructivos, desarraigarnos de nosotras mismas al no reconocer y enaltecer nuestra propia personalidad y originalidad. La mayoría de estos estándares son artificiales y superficiales. Parece difícil que sigamos pensando hoy en día hacia fuera y tomando conductas en contra nuestra, a pesar de todas las herramientas de autoconocimiento y valoración de la autoestima. Esto me hace pensar que solo las tomamos como un cliché más, que esta de moda, pero verdaderamente no hemos entendido la esencia original de todas estas corrientes.

Querernos vernos hermosas para alguien más, por cumplir apariencias, sigue siendo el principal motor de nuestra búsqueda de la belleza. Realmente la belleza emana desde nuestro interior, amarse a uno mismo, encontrar nuestro verdadero ser y hacer, aceptarnos y enorgullecernos de nuestras propias diferencias debería ser lo principal. La percepción de lo que nosotras consideramos nuestro “peso ideal” puede no ser necesariamente la verdad. Si nos privamos de comer lo que nos gusta para mantener el peso que queremos, al vez estamos negando lo que nuestro cuerpo quiere. Entonces quizás la sabiduría innata de nuestro cuerpo, ha venido siendo callada muy probablemente desde nuestra infancia, para perderse y descontrolarse. Debemos escuchar a nuestro cuerpo, quizá no todas nacimos para ser flacas, o voluptuosas o fitness. Aunque parezca muy duro, tenemos que olvidarnos de controlar nuestro peso, nuestra apariencia o de preocuparnos sobre cómo nos vemos. De no hacerlo, estamos dándole fuerza a los mecanismos de auto rechazo y desamor en nosotras mismas. Mientras sigamos buscando en el exterior y dejando la responsabilidad a los demás no vamos a encontrar la salud ni la belleza de nosotras mismas. Buscar nuestra propia esencia, nuestra espiritualidad podría ayudar a favorecer varios aspectos en nuestra vida y, por supuesto con ello, mejorar la relación que llevamos con nuestro propio cuerpo. Cultivar buenas relaciones humanas nos llevará a sentirnos bien. Cuidar y equilibrar de nuestros sentimientos y emociones aceptando toda la gama de emociones que somos, que nos mueven y desde la aceptación, buscar el balance ideal. EJERCICIO Te propongo un ejercicio para iniciar hoy a amar a tu ser, amar a tu mente y a tu cuerpo también. Escribe sobre una hoja de papel las siguientes frases afirmativas y dilas hacia tu interior tres veces, con la intención de que son verdad. Estas lista?!! Amo mi cuerpo tal como es. Como cuando realmente tengo hambre. Me atraen solo los alimentos que verdaderamente nutren mi cuerpo. Como despacio. Saboreo cada bocado. Amo comer y beber agua.

La comida fluye a través de mi cuerpo con facilidad y me nutre

Respiro profundo mientras como y digiero.

Amo ejercitarme.

Tengo respeto y gran estima por mí.

Balanceo mi vida entre el trabajo, el descanso y el disfrute.

Me contengo, amo y acepto incondicionalmente.

Soy feliz y pacifica más allá de mis sueños.


Al finalizar esta práctica contempla la siguiente oración y reflexiónala.


ORACIÓN

Donde sea que me miro, me regocijo en mi buena salud. amo mi cuerpo, y mi cuerpo me ama. Yo soy el que decide que pensamientos dejo pasar, y la vida apoya mis elecciones. Así que libero las creencias y pensamientos viejos que ya no me sirven. Me amo por lo que soy hoy y elijo pensar en positivo sobre mi. Soy una creación hermosa de un universo amoroso y soy infinitamente merecedor de amor, paz mental, y autoestima exactamente como soy aquí y ahora.


12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page